Tras intentar capear las crisis para continuar en la competición, parece que el Extremadura empieza a ver la luz al final del túnel con un cambio de manos: el grupo Ruiz Lopera, si no hay más contratiempos, será el nuevo dueño del club al hacerse con el 100% de su accionariado.

Francisco Javier Páez, el sobrino de Manuel Ruiz de Lopera, comienza su propia historia en el fútbol

Según han apuntado los compañeros de El Periódico de Extremadura, Francisco Javier Páez formalizó el miércoles 12 de diciembre la compra de todas las acciones del Extremadura UD tras reunirse con el actual presidente, Manuel Franganillo, así como con el alcalde de Almendralejo y el presidente de la Junta de Extremadura. La operación queda ahora pendiente de la aprobación del administrador concursal y de la jueza de lo mercantil, por lo que aún debemos esperar para conocer el futuro del club.

En caso de fructificar la venta, Francisco Javier Páez (hijo) será uno de los nombres de peso en la nueva etapa del Extremadura como representante del grupo Ruiz Lopera. Este grupo ya cuenta con otro club de fútbol, el CD Gerena, que milita en Tercera RFEF, así como con los consejos de Manuel Ruiz de Lopera, expresidente del Real Betis y tío abuelo de Páez.

Una temporada de pesadilla para el Extremadura

La afición del Extremadura UD se agarra ahora a la esperanza de una nueva etapa que salve a su club tras un año lleno de baches. Los problemas económicos del club llevaron a los jugadores a convocar una huelga el pasado mes de noviembre por la que no viajaron a su partido ante el Deportivo de La Coruña. Esta situación no terminó de solucionarse a pesar de que el balón siguió rodando y propició la última gran crisis.

Debido a los impagos, el club azulgrana permitió la salida de sus jugadores el pasado 1 de enero, quedándose únicamente con dos miembros de la primera plantilla y teniendo que hacer ficha a jugadores del filial para poder cubrir una convocatoria de 14 hombres. Finalmente el equipo obró el milagro en Irún y, a pesar de la adversidad, logró llevarse 3 esperanzadores puntos a Almendralejo.

Esta nueva noticia devuelve la ilusión a unos aficionados devastados ante el declive del club y abre las puertas a una posible tanda de fichajes que permita la renovación de la desaparecida plantilla. Los potenciales nuevos dueños ya han comentado su intención de dar un cambio radical a la estructura del club que consiga mantener al equipo en la categoría un año más.