Dos equipos igualados prácticamente a todo, que cuentan sus encuentros como locales por victorias y que no saben lo que es puntuar a domicilio, se verán las caras en la matinal de este domingo en el Carlos Belmonte en un choque en el que el objetivo para ambos bandos no puede ser otro que un triunfo con el que poder alcanzar una regularidad que ninguno de los contendientes ha mostrado, de momento, en este inicio liguero.

Como si la historia de dos vidas paralelas se tratara, albaceteños y madrileños han cosechado sendas derrotas en sus salidas hasta la fecha; contundentes y rotundas en el caso del equipo albaceteño que caía respectivamente por 4-1 y 3-0 ante Atlético Baleares y Villarreal “B” C.F., y un poco más discretas, aunque también importantes (2-1 ante Balompédica Linense y 3-0 ante UCAM de Murcia) en el caso del filial merengue. Si que parece, sin embargo, que ambos conjuntos se muestran hasta ahora, inexpugnables en sus correspondientes feudos.

El Albacete Balompié llega a esta quinta jornada liguera envuelto en el mar de dudas que entre los aficionados provocan no sólo los errores groseros que el equipo está cometiendo en defensa, sino también la falta de gol y de alma y confianza en sí mismos que han exhibido, en determinados momentos, los de Rubén de la Barrera.

Si el “run-run” y preocupación se siente en el graderío del Belmonte, no parece vivirse de la misma manera en el banquillo, ya que míster gallego del Alba declaraba en la previa “estar muy pero que muy tranquilo” con la situación que vive el equipo y convencido de que los suyos “van a responder y llegar al nivel que se requiere” cuajando además “una buena temporada”.

Con las bajas de Rafa Gálvez por sanción, expulsado por doble amarilla ante el Villarreal, y las de Manu Fuster y del inédito Nando García, ambos con problemas musculares, afronta este encuentro el combinado albacetense. Será la ausencia del primer capitán, Gálvez, la que pondrá en un brete a un De la Barrera que siempre ha visto tanto en el cordobés como en Sergi Maestre su propia extensión en el terreno de juego.

El franco-camerunés Enzo Boyomo, ya de vuelta tras su expediente sancionador, parece el principal candidato a formar dupla en el centro de la zaga con Momo Djetei acompañados en los laterales por Diegui Johanneson por la derecha, y por un Julio Alonso que podría desplazar a Marc Llinares al extremo izquierdo en sustitución del lesionado Fuster. Sergi Maestre y David del Pozo en el mediocentro, y Fran Álvarez, Rubén Martínez y Jordi Sánchez más arriba completarían un once en el que el meta Dragan Rosic estaría bajo palos, sin descartar tampoco que Bernabé Barragán pudiera estrenarse en Liga.

Catalogaba De la Barrera este encuentro ante el Castilla como “un partido complejo por la calidad y entidad del rival” pero al que los suyos llegan “preparados, motivados y con ganas”. También restaba trascendencia al encuentro indicando que “de lo que pase el domingo no se van a determinar clasificaciones”.

Sobre su rival, el míster herculino decía que: ”es un equipo que cuenta con grandes individualidades, gente con mucho talento y calidad, rápida y vertical. Lo que se le presupone a un equipo filial y más de la entidad del Real Madrid·”. Sin embargo, más que fijarse en el rival el técnico local apelaba a fijarse más en ellos mismos como equipo en crecimiento y del que no albergaba duda alguna de que iba a “responder”.

Los de Raúl González por su parte, intentarán dar la campanada en Albacete, una plaza que han visitado en seis oportunidades y en la que solo ganaron una vez, lo fue en la categoría de plata, temporada 1985-86, hace ya de aquello casi 36 años.
Las principales armas de los madridistas, que tienen un plantel en el que ningún jugador supera los 21 años, las podremos encontrar en sus dos delanteros titulares, Latasa y Aranda que entre los dos suman ya los mismos cinco tantos que tiene el Albacete en su casillero de goles anotados a lo largo de lo que llevamos de campeonato.

El castellonense Iván Muñoz Pérez, será el colegiado encargado de impartir justicia en el encuentro. Pertenece al Comité Valenciano de Árbitros y esta es su undécima temporada consecutiva en el tercer escalón del fútbol nacional. A lo largo de sus 119 encuentros arbitrados en la categoría, dirigió en cuatro ocasiones al Albacete Balompié, todas ellas en Segunda División “B” y con un balance de tres triunfos blancos y un sola derrota. Al Castilla le vio las caras en dos oportunidades con una derrota y una victoria madridista.

Hay que destacar, para finalizar, que la Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte declaraba este viernes el encuentro entre Albacete Balompié y Real Madrid-Castilla como “de alto riesgo” tras haber detectado el club albaceteño a lo largo de la semana, y en colaboración con las fuerzas de seguridad del estado, la adquisición online de entradas para este encuentro por parte de alrededor de 150 miembros de la Peña Ultra Sur, que tienen vetada su entrada tanto en el Estadio Santiago Bernabéu, como en las instalaciones de la Ciudad Deportiva del Real Madrid.